Anteriores vídeos
Siguientes vídeos

ATLETISMO

A por los 21 kilómetros y 97 metros

SANTIAGO VELASCO

A por los 21 kilómetros y 97 metros

Hoy es el día. El jurado técnico de la Federación Española de Atletismo procederá a la homologación del circuito de la Media Maratón de Santander. El objetivo, cumplir con todos los requisitos necesarios para que los tiempos de los atletas que participen en la gran cita del domingo 4 de marzo formen parte del ránking oficial de marcas en ruta. Para llevar a cabo los procedimientos de medición, los especialistas se han citado a las ocho de la mañana en el Paseo de Pereda, junto al arco del Banco Santander, el que hará las veces de salida y meta, y de centro neurálgico de la jornada de competición.

El leonés Ángel San José, del Panel A del Comité Nacional de Jueces, el árbitro cántabro Alfonso Ochoa, del Panel B, así como los técnicos del Instituto Municipal de Deportes y de la policía local de Santander tienen la intención de definir los puntos kilómetros y la longitud exacta del circuito que se inundará por miles de zancadas en apenas tres semanas.

El procedimiento es complejo y laborioso y, con suerte, les llevará toda la mañana. La exactitud garantizada de la longitud del recorrido, en este caso de 21 kilómetros y 97 metros, es una condición vital en la organización de una carrera en carretera. Y más con este nivel, el de una prueba incluida en calendario nacional, y con una nómina de participantes entre los que destaca todo un campeón de Europa como el fondista madrileño Chema Martínez.

Tras una inspección previa de la zona de salida y meta de la competición, los técnicos se trasladarán a Puertochico, donde está ubicada la base de calibración que los jueces cántabros han utilizado en otras ocasiones para medir competiciones celebradas en Santander. Es el caso caso de la Milla Internacional disputada en varias ocasiones en el Paseo de Pereda. Junto al carril bici de la calle Castelar, desde la gasolinera de la rotonda hasta la caseta de los Prácticos, está establecido un recorrido recto de calibración a lo largo de más de 500 metros. Es en este punto donde quedará ajustado el denominado 'contador Jones', un instrumento inventado en 1971 por Alan Jones -de ahí su nombre- y que, instalado en una bicicleta, se utiliza para efectuar, de forma precisa, la medición de los metros recorridos.

Una vez calibrada la bici en Puertochico, es decir, una vez determinado lo que se denomina 'constante de trazado', los técnicos de la Federación Española se desplazarán de nuevo a la zona del arco del Banco Santander para iniciar sobre dos ruedas el recorrido del circuito. Lo harán después de establecer, en primer lugar, el punto exacto donde se ubicará la línea de meta de la Media Maratón de Santander. La de salida, por su parte, se ajustará al concluir la medición.

Los jueces efectuarán el recorrido completo de la prueba estableciendo una marca provisional en cada punto kilométrico de la carrera. Tomarán dirección oeste por Antonio López y la calle Castilla para afrontar el primero de los repechos del circuito, el que les llevará desde La Marga hasta la Avenida de Valdecilla -a través de Segundo López Vélez-. A continuación, enfilarán la calle San Fernando para ajustar uno de los tramos más favorables, el que coincide con las vías más céntricas y concurridas del callejero santanderino: Burgos, Jesús de Monasterio, Calvo Sotelo y -de nuevo- el Paseo Pereda.

Vía Castelar, los árbitros lanzarán la bicicleta hacia el área oriental de la ciudad. Recorrerán todo El Sardinero -Reina Victoria, Avenida Castañeda y calle Real Racing Club- y se adentrarán en la S-20 tras completar el kilómetro 10 de carrera junto al Palacio de Deportes. Una vez en la también conocida como Avenida de la Constitución, llegarán hasta la rotonda con la calle Repuente, para iniciar entonces el camino de vuelta por el mismo trazado.

Únicamente está previsto un pequeño desvío. Al llegar al Puente de Arenas, en el kilómetro 15, cogerán la calle Marino Fernández Fontecha para presentarse de nuevo en El Sardinero. Los últimos 2.000 metros, a partir del paso por la curva de La Magdalena, serán descendentes, antes de cerrar todo el circuito en el Paseo Pereda. Será el momento, esta vez sí, de ajustar la salida de la prueba para establecer, por completo, el recorrido provisional de la carrera.

En ese momento, los jueces volverán a la base de calibración de Puertochico para realizar una nueva comprobación del 'contador Jones', ya que las condiciones climatológicas del día pueden afectar a la medición. Una vez contrastados todos los datos, se establecerá la denominada 'constante del día', la cual se aplicará a la medición de la Media Maratón. Tras definirla y añadirla a sus mediciones, los jueces recorrerán nuevamente el circuito estableciendo definitivamente los puntos kilométricos y la longitud exacta de toda la competición.

Informe de homologación

Una vez concluidos todos los trabajos de campo, Ángel San José, homologador del Panel A del Comité Nacional de Jueces, redactará un informe detallado, con imágenes incluidas, donde constará el punto de salida, la meta, los pasos de cada punto kilométrico, los cruces, las zonas acotadas, el flanqueo de las glorietas y la altura en el punto más alto y en el más bajo del recorrido, entre otros muchos parámetros. Los técnicos irán provistos de todo tipo de instrumentos para llevar a cabo la medición con total precisión: cinta de acero, dinamómetro, termómetro, calculadora, así como las herramientas necesarias para la puesta a punto de las bicicletas.